La Nueva Cultura Empresarial frente al Brexit

Durante el año pasado en Coparmex estuvimos impulsando la “Nueva Cultura Empresarial”, la cual nos obliga a repensar nuestros modelos de negocio y la forma en la que estamos generando condiciones para el desarrollo de nuestra región, dando siempre prioridad a la innovación.

Es por eso que ante los acontecimientos económicos locales e internacionales que ha provocado la salida del Reino Unido de la Unión Europea y la incertidumbre que esto nos genera, debemos confiar en la fortaleza estructural con la que contamos para salir adelante.

Hemos tenido crisis económicas que nos obligaron a los empresarios a tomar medidas para salir adelante, por lo que debemos ver esta situación como una oportunidad para mejorar.

Tenemos que lograr que nuestras empresas den un salto hacia la modernidad, convirtiendo a Baja California y a México en un territorio innovador, donde la tecnología vaya por delante en el quehacer de los negocios. Esta es, precisamente, la base de la Nueva Cultura Empresarial.

Debemos hacer frente al Brexit de una manera positiva, por ello necesitamos dejar de competir por costo y hacerlo generando valor.

La palabra clave para impulsar la Nueva Cultura Empresarial es “Innovación”, es decir, la capacidad de crear nuevas ideas, productos y procesos, con una aplicación práctica hacia el mercado, que tenga un impacto claro y medible en nuestra forma de trabajar, en nuestros resultados empresariales y en la vida de los colaboradores en las empresas.

El mayor reto que tenemos es construir un ecosistema sostenible, que cuente con una política pública orientada a adoptar la innovación continua capacitando a las pequeñas y medianas empresas y, con ello, dar un impulso a las que más empleos crean.

Baja California requiere de empresarios que dominen la tecnología, que hablen y escriban en inglés, que se comuniquen y tiendan redes empresariales; que entre sus talentos y habilidades sepan utilizar, entre otras cosas, las aplicaciones para acceder a sus clientes directamente en sus mercados.

Recordemos que la competencia ya no es local, es global. Los consumidores están conectados a internet y cada vez demandan más productos y servicios de calidad a precios competitivos.

Debemos asumir nuestro rol y crear empresas de largo plazo, que trasciendan generando oportunidades y bienestar para más personas.

Con la creación del valor que conlleva la innovación y la inversión de largo plazo, podremos tener empresas fuertes capaces de escalar su tamaño.

Desde luego esto no se va a dar de la noche a la mañana, al igual que la situación económica no va a mejorar rápidamente. Pero implementando esta nueva forma de pensar y de ver nuestras empresas, podemos garantizar que no importando la situación que se presente, nuestro estado podrá salir adelante en materia económica.

Es tiempo de retos y Baja California tiene la posibilidad de atraer mayor inversión. Por eso como empresarios tenemos que romper paradigmas, una maniobra fundamental para abrirle la puerta a la sustentabilidad.