Política… Bajo El Sol

  • Enrique Sánchez Díaz

“Tenemos cinco años hablando con las autoridades sobre seguridad, y no vemos la lucecita al final del túnel, no se ven resultados, lo que molesta a mucha gente”, expresó ayer GILBERTO FIMBRES HERNÁNDEZ, líder de Coparmex Tijuana, al dar a conocer que el sector empresarial está muy preocupado con los altos índices delictivos, donde ya tenemos más de mil 500 homicidios dolosos, y la estadística va para que cierre 2017 con más de mil 700 muertos.

El líder empresarial, antes presidente de la Cámara de Comercio y cabeza de un grupo de empresarios de Baja California, detalló a la vez que, junto a su gran preocupación, también están trabajando al lado de las autoridades para coadyuvar a revertir la gran cantidad de robos a comercios, a casas habitación, de autos y robos con violencia. Aparte de la exigencia que extienden al gobernador para que haya una respuesta más contundente contra los delincuentes, dio a conocer que cada semana se reúnen los empresarios con el alcalde JUAN MANUEL GASTÉLUM BUENROSTRO, a la que asisten el comandante de la II Zona Militar, Gral. ENRIQUE MARTÍNEZ LÓPEZ; el secretario de seguridad, MARCO ANTONIO SOTOMAYOR, y otros mandos policíacos con el sector empresarial; se están tomando medidas que, en poco tiempo, deben empezar a dar resultados.

En una entrevista con MARIANO GALEGOS y SAID BETANZOS, en Radio Enciso, el líder de Coparmex dio a conocer que ellos van a colaborar con las cámaras de vigilancia que tienen las empresas locales para que hagan la doble función de estar dirigidas a puntos estratégicos de la ciudad y, a la vez, conectadas al C-2 para que la policía pueda observar cuándo se cometan delitos y logren capturar a los responsables. También, se acordó instalar casetas policíacas en las zonas más conflictivas.

FIMBRES HERNÁNDEZ reconoció que si hace 10 años se logró revertir una época violenta de Tijuana que orilló a muchos empresarios a cerrar sus negocios, ahora se puede hacer lo mismo para contener la violencia. Esa gran labor que se hizo, de 2008 a 2010, fue buena, pero, como los problemas se corrigieron, no se le dio continuidad al programa de seguridad. Dijeron “ya se arreglo todo”, pero luego vimos el reinicio de la inseguridad. “Tenemos cinco años platicando con la autoridad haciendo observaciones, y cuando el problema era pequeño no se atendió en su debido momento, no se le dio importancia y empezó a crecer; ahora, tenemos un grave problema”. Tijuana, apuntó, “está llena de oportunidades, por eso tenemos que luchar por la ciudad, queremos que Tijuana no solo sea llena de oportunidades, sino también sea una ciudad tranquila donde todos vivamos a gusto, sin preocuparnos, sin el riesgo de ahorita”.

Sobre la declaración de JUAN MANUEL HERNÁNDEZ NIEBLA, cuando habló de un posible rompimiento con el gobierno estatal, dijo: “creo entender que los ciudadanos que representan a los organismos estamos cansados, asustados, preocupados; no vemos una luz que diga ya viene la solución; se está empezando a componer. Así, llega el momento en que te desesperas, y esa reacción fue la que tuvo el coordinador del Consejo ciudadano de seguridad pública”, explicó.

Reiteró que ellos lo apoyan; incluso, Coparmex expresó su posicionamiento en un desplegado en los medios. “Si hubo reacciones en contra, las respetamos, pero nosotros también tenemos derecho a que se escuche nuestra opinión, y creo que una parte de la ciudadanía está de acuerdo con JUAN MANUEL. Estamos preocupados por el nivel de inseguridad”.

Asimismo, calificó que el nivel de denuncia es pobre, quizá por miedo o porque la autoridad no acude o porque se pierde todo el día en realizar la denuncia o dicen: “para que voy si no me hacen caso”.

El caso, añadió GILBERTO FIMBRES, es que la percepción ciudadana es que tenemos un problema serio. También refirió que los organismos empresariales apoyan el C5i, pero siempre y cuando tengan patrullas, agentes de la policía y equipo para dar resultados, pues comparó: “de qué sirve que tengas un nuevo hospital si faltan médicos y medicinas para los enfermos, mejor hacer del Hospital General uno eficiente que atienda bien la salud de la gente”. El dirigente de Coparmex destacó que si la ciudadanía está bien, las empresas están bien, porque saben que sus negocios podrán crecer. Dijo que Tijuana tiene dos millones de habitantes, y es la prioridad para la autoridad, pero, además, se complementa con una buena actividad turística. A la vez, anunció que, la semana entrante, traerán a su foro mensual a ANTONIO ORTEGA SÁNCHEZ, un experto en la materia que ha escrito libros sobre el conflicto que representa la delincuencia en el país; uno de ellos fue El Estado Fallido. Pero viene no solamente con análisis, sino con propuestas, porque nuestra prioridad es cómo evitar que Tijuana se convierta en la ciudad más violenta del país.

Fuente: El Sol de Tijuana