Dejan sin castigo los casos de nepotismo: IP

Aunque las prácticas de nepotismo son un tema que “se sabe” en gobiernos de todo el País, éstas usualmente no se sancionan por la propia complicidad de los organismos que deberían combatir la corrupción.

Gilberto Fimbres Hernández, presidente de Coparmex Tijuana, señaló que el nepotismo en las esferas gubernamentales forma parte del problema de corrupción que se vive a nivel nacional, puesto que estas prácticas no son sancionadas como es debido por muchas instituciones de Gobierno.

Si bien admitió que la Coparmex no ha revisado a profundidad este tipo de casos, resaltó que “es bien sabido” que cuando se detectan este tipo de casos no se castigan en proporción a las irregularidades cometidas.

“No hemos detectado la cuestión de nepotismo, pero se sabe, pues, y si no es hermano o hermana, pues es el amigo o el vecino”, confirmó el dirigente empresarial. “Para mí meter a un amigo que no sirve es como nepotismo, mi responsabilidad como funcionario es meter gente que sirva”, expresó.

Por su parte el presidente de Coparmex en Mexicali, Rodrigo Llantada Ávila, comentó que aún en el supuesto de que la persona elegida para un cargo cumpla con las características del puesto en cuestión, este tipo de casos son “mal vistos” por la ciudadanía.

“Aunque la persona que genera el nepotismo reuniera el perfil del trabajo desgraciadamente cuando tenemos una sociedad tan involucrada en actos de corrupción e impunidad, ésta no es bien vista”, aseveró.

El empresario resaltó que es necesario trabajar para evitar al máximo que se den este tipo de casos en las estructuras de gobierno, dado que en su mayoría son rápidamente relacionados a temas de corrupción.

Armando León Ptacnik, presidente de Federación Coparmex en Baja California, admitió que actualmente la Confederación Patronal no ha entrado directamente en la revisión del problema, sin embargo, puntualizó que se ha reducido en esta administración.

“El tema existe, sin embargo, creo yo que es menor a como se daba en otras administraciones”, señaló “lo que hay que definir es si es ilegal o es legal”.

El presidente resaltó que el principal problema de esta práctica no es específicamente la entrada de familiares a puestos de gobierno, sino de personas que no reúnen las capacidades mínimas para realizar las responsabilidades que le son requeridas en dicho puesto de trabajo

Fuente: La Crónica