Pide IP evitar se regrese a los niveles de violencia de 2008

Ante los recientes casos de violencia y homicidios vividos en la ciudad, miembros de la iniciativa privada han voceado su consternación a la inhabilidad de las autoridades estatales y municipales de asegurar la paz a los ciudadanos.

El presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública de Baja California, Juan Manuel Hernández Niebla, expresó su desconfianza hacia las autoridades señalando que es posible que el crimen organizado y la policía estén coludidos.

“Creo que el asunto de la seguridad no se ha terminado de mejorar. Vemos cierta mejora en los delitos del fuero común, pero vemos con preocupación el asunto de los homicidios y sobre todo de la impunidad, como los delincuentes están actuando. Es muy obvio que este tipo de impunidad tiene que tener algún tipo de grado de contubernio por parte de las autoridades policiacas del estado”, declaró.

Hernández Niebla comparó la actualidad con lo que se vivió durante el sexenio del presidente Felipe Calderón y exigió a las autoridades a salvaguardar la integridad de los ciudadanos.

“Esto es muy parecido a lo que nos pasó en el pasado. Donde empezábamos a ver con mucha preocupación este delito de alto impacto que se está dando en las zonas más céntricas, sin desmerecer la parte de la periferia que también es igualmente importante, las autoridades nos dicen que es un asunto del crimen organizado pero la verdad es que ya estamos cansados, realmente necesitamos que la gente actúe, que la autoridad establezca presencia, que se haga la labor de investigación, y que la persona que cometa este tipo de ilícitos sea detenida”, comentó.

Por su parte el presidente de la Coparmex Tijuana, Gilberto Fimbres Hernández, subrayó que los recientes casos son signos de que los delincuentes se sienten desinhibidos ante la carente vigilancia de la policía.

“Esto significa que el delincuente cada vez va creciendo, va sintiéndose con más libertad, menos vigilado, menos amenazado por la autoridad y pues va a entrar en cualquier lado, lógicamente tanto el gobierno del estado como el municipal tienen que estar consientes de que es un problemón que no han podido resolverlo”, señaló.

Fimbres Hernández dijo que todos los días presión al gobierno para presentar soluciones y que de no ser así buscarían acciones drásticas aunque advirtió que aun no es tiempo.

“¿Romper relaciones con el gobierno? Pues yo creo que no es lo más conveniente todavía, hay que seguir buscando y tratar de convencerlos de que tienen que resolver el problema y que los responsables son ellos”, concluyó.

Fuente: Uniradio Informa