La Transparencia y el Desarrollo Económico

La ausencia de transparencia y la corrupción son de los principales obstáculos para el desarrollo social y económico, precisamente porque debilitan al Estado de Derecho, que es la base institucional de la que depende el crecimiento.
El IMCO señala que los índices de percepción de la corrupción muestran que ésta existe en todos los países, pero suele estar más extendida entre menor sea el nivel de desarrollo económico, y que incluso, la corrupción es una de las posibles causas del menor desarrollo, aunque es probable que la causalidad entre desarrollo y corrupción corra en ambas direcciones, es decir, que una ocasione a la otra y viceversa.
De acuerdo al Índice de Percepción de la Corrupción 2017, México ocupó el lugar 135 de 180 naciones evaluadas con una calificación de 29 en una escala del 0 al 10, donde 0 es el peor resultado y 100 el mejor.
Está claro que la corrupción es el principal enemigo del desarrollo de México y la principal herramienta que tenemos para combatirla es la transparencia y la rendición de cuentas en las decisiones de todos los órdenes de gobierno.
Este ha sido y seguirá siendo uno de los temas primordiales para Coparmex, ya que la opacidad se convierte en la corrupción que enfrentamos a diario y en segundo, porque sin la fortaleza del Estado de Derecho, que sólo se logra con la participación activa e informada de todos, es imposible desarrollar un clima de negocios sano y fuerte.
Desafortunadamente, la corrupción es algo muy complicado de medir, ya que las personas participantes en algún acto no lo revelarán por las consecuencias que esto pudiera traer y además, las personas que observan estos actos difícilmente los denunciarán por miedo a que se tomen represalias en su contra.
Desafortunadamente, ante una mayor percepción de corrupción, es más fácil que inversionistas no concreten sus proyectos y que opten por buscar otras regiones ante la desilusión del contexto del país.
De igual manera, los gobiernos que tienen una mayor reputación de corruptos, tienen más dificultades para cumplir con políticas que sean efectivas y así convencer a las empresas de que inviertan en el país, ocasionando que los ingresos se empiecen a deteriorar.
Por ello en Coparmex hemos estado impulsando la creación de un Fiscal Anticorrupción Independiente, ya que si bien la corrupción no se va a terminar de un día para otro, poco a poco podemos establecer los mecanismos para que cada vez sean menos los presuntos actos de corrupción en nuestro país y que además, ayudaría para que estos casos no quedaran impunes.
En pocas palabras, la transparencia es y será nuestro mayor aliado para combatir estos dos males que tanto han afectado el desarrollo económico de nuestra región y nosotros, desde Coparmex, seguiremos trabajando para que existan las herramientas necesarias para combatirlos.