Un Gobierno austero

Durante los últimos años hemos sido testigos de cómo en muchas ocasiones, se ha visto afectada la educación de nuestros alumnos por falta de pago 

En este 2019, la falta de pago a maestros o situaciones como la generada entre el Gobierno del Estado y la Universidad Autónoma de Baja California, ha ocasionado que prescindan de personal o reduzcan los espacios para alumnos de nuevo ingreso. 

Si bien en este tema desde hace meses diversos actores políticos han dado su versión, algunos señalando que dicho recurso ya fue entregado anteriormente, mientras que otros aseguran que la Federación no ha otorgado pago alguno, el problema continúa afectando seriamente a nuestra sociedad.

Nuestras instituciones educativas han tomado acciones para evitar que este tipo de situaciones afecten en gran manera a nuestros jóvenes, pero desafortunadamente, no hemos visto que nuestros políticos hayan anunciado algún plan de austeridad o de ahorro que esté destinado a resarcir el daño ya ocasionado y evitar que esto siga ocurriendo. 

Es necesario garantizar que cada uno de los recursos sean destinados a los rubros correctos, y que desde su origen, sean canalizados a las áreas con visión, prioridad y sensibilidad social. 

En las próximas semanas estaremos cerrando un ciclo a nivel estatal y municipal, por lo que queremos hacerles la invitación a nuestros políticos, tanto salientes como entrantes,  destinar el gasto en lo verdaderamente importante.

Dejemos a un lado la vanidad al canalizar millones de pesos a rubros como comunicación social para hablar de las “buenas acciones” que están realizando. La ciudadanía hoy exige pruebas. Bien dicen que una acción vale más que mil palabras. 

Nuestras autoridades deben demostrarnos que trabajan por y para nuestro Estado, que son conscientes de las carencias de la ciudadanía y que toman acciones antes de que surjan más imprevistos que afecten el panorama económico actual. 

Ya tenemos suficiente con los embates del exterior.