Ampliación de mandato: Una traición a nuestra democracia

En los últimos días, en Coparmex a nivel Federación hemos señalado la gran afectación que significa para nuestra democracia, el cambio aprobado por el Congreso del Estado para ampliar el periodo de la próxima Gubernatura de 2 a 5 años.

Por eso en rueda de prensa, dimos a conocer a los medios de comunicación presentes que los Centros Empresariales de Tijuana, Mexicali y Ensenada, no nos quedaremos con los brazos cruzados ante este hecho y presentaremos un amparo ante tal modificación.

Nosotros en Coparmex no estamos a favor ni en contra de que el próximo Gobernador esté a cargo del Estado en un periodo de 2, 5 o de 6 años, como se llegó a plantear hace unos meses.

Estamos en contra de que estas acciones se hagan fuera de tiempo, una vez iniciado el proceso electoral o incluso, como acaba de ocurrir, ya terminado el mismo.

Esta acción de ser aprobada, marcaría un antecedente muy peligroso para nuestra democracia, ya que abriría la puerta para que cualquier Congreso, tenga la facultad de cambiar las leyes a su gusto y sin recibir alguna penalización al respecto.

En pocas palabras, toda ley aprobada correría el riesgo de ser modificada de acuerdo a intereses personales o de partido, haciendo que nuestras leyes pierdan relevancia.

Además, si consideramos que la reelección es posible actualmente para algunos cargos políticos, esta situación se prestaría para que futuros gobernantes modifiquen su periodo al gusto.

Ahora un político que debe durar 6 años en el poder, tendría la facultad de incrementar más años a su mandato, o en caso contrario, modificar el próximo periodo para que tenga todavía una duración menor.

Y no dejemos a un lado las denuncias de presuntos actos de corrupción, de quienes aseguran, nuestros diputados recibieron supuestamente cierta cantidad de dinero para que esto se lograra.

Esta acción no solo violenta el Estado de Derecho, sino que también hace que nuestra política pierda más credibilidad entre la gente.

Baja California es un Estado que está entre los más bajos de participación electoral y, por  eso, este tipo de situaciones podría provocar que nuestra sociedad pierda aún más el interés de salir a votar, ya que ahora no sabremos incluso por cuánto tiempo estaremos eligiendo a nuestros gobernantes.

Mientras tanto, no dejaremos de calificar de “Traidores de la democracia” a los Diputados del Congreso Local; la sociedad nunca olvidará esta acción, en la que fue notorio hacia dónde apunta el interés de nuestros representantes.

Confiamos en que esta situación será revertida y que nuestro Estado de Derecho será respetado.