Los traidores de la democracia

Los empresarios que formamos parte de la Federación Coparmex de Baja California, hemos rechazado la modificación aprobada por el Congreso del Estado para cambiar de 2 a 5 años, la duración del periodo de la próxima gubernatura.

 

Durante la rueda de prensa que realizamos hace unos días, dimos a conocer ante los medios de comunicación que los Centros Empresariales de Tijuana, Mexicali y Ensenada, estaremos presentando un amparo ante esta acción, la cual violenta el Estado de Derecho y pone en riesgo nuestra Democracia.

 

A través de redes sociales, hemos visto cómo se cree que nosotros en Coparmex estamos en contra de algún periodo en específico, por lo que es de mi interés el aprovechar este espacio para comentarle que nosotros no estamos a favor de alguna duración en específico, estamos en contra de la forma en la que se han realizado estas modificaciones.

 

Las primeras dos veces que se cambió el periodo (a 5 y 6 años), fue aprobado por el Tribunal Electoral del Estado una vez ya iniciado el proceso electoral, causando además incertidumbre entre la ciudadanía y los mismos candidatos, al no saber con exactitud cuál sería su tiempo de mandato.

 

La última ocasión, el Congreso del Estado modificó nuevamente el periodo, entre rumores de presuntos actos de corrupción, para que quedara de 5 años. ¡Esto una vez concluido el proceso!

 

Esta acción no es solo anticonstitucional, sino que violenta nuestro Estado de Derecho y además, estaría marcando un antecedente muy peligroso para que futuros gobernantes tengan la posibilidad de modificar los próximos periodos al gusto, sin recibir penalización alguna e incluso, teniendo la oportunidad de hacer esto mismo con otras leyes. 

 

Esto implicaría que todo aquello que sea aprobado, corre el riesgo de ser cancelado o modificado de acuerdo a intereses personales o de partido.

 

Imaginemos una situación donde un político que tiene cierta duración del mandato, tenga la facultad de incrementar más años o que al contrario, pueda modificar el próximo periodo para que tenga una duración menor a lo establecido.

 

Esta acción afecta además a la credibilidad de nuestra política y el interés de la gente hacia la misma. No olvidemos que Baja California está entre los estados con más baja participación de la ciudadanía durante las elecciones y ahora, con este tipo de acciones, la sociedad podría perder aún más interés al no saber con exactitud por cuánto tiempo estará eligiendo a sus gobernantes.

 

Toda esta situación, ocasionado por quienes consideramos son “Traidores de la democracia”. 

 

Les aviso a los Diputados que aprobaron esta acción, que la sociedad nunca olvida y mucho menos ahora, donde fue notorio que el interés de sus acciones no va dirigido a la sociedad.

 

Qué lástima.

 

Esperamos que en próximas fechas esta acción sea revertida y que, así, sea respetado el Estado de Derecho.