Participemos por Tijuana

Desde el momento en que acepté el gran reto y la responsabilidad que conlleva el ser presidente de un organismo como Coparmex, sabía que esta sería una gran oportunidad para trabajar para impulsar el desarrollo de nuestra región.

Afortunadamente, durante casi el año que llevo al frente de este organismo, he tenido la oportunidad de conocer a grandes personas que tienen el interés de igualmente trabajar en beneficio de nuestra Tijuana.

Nuestros organismos hermanos hacen lo suyo desde sus trincheras, y durante los eventos que hemos tenido en el transcurso del año, mucha gente se ha acercado a mí con la inquietud y la motivación para hacer algo por nuestra ciudad. 

Esto me ha dejado claro que somos más los que estamos dispuestos a generar cambios.

Si bien tenemos la oportunidad de sumarnos a algún organismo, asociación o grupo de personas con un objetivo en común, es necesario destacar que, para marcar una diferencia en nuestra sociedad, podemos incluso hacerlo asimismo desde nuestros hogares.

Un gran ejemplo de ello fue lo ocurrido este fin de semana, donde desafortunadamente debido a las condiciones climáticas, diversos puntos de nuestra región sufrieron de grandes incendios.

Es de reconocer el trabajo de nuestros bomberos porque, gracias a su gran esfuerzo, esta situación logró ser controlada aún en los momentos más críticos de la situación. También el apoyo de toda la gente que se unió como pudo con alimentos y agua.

Muchas empresas de la región ofrecieron servicios gratuitos para aquellos que arriesgaron su vida por nuestra seguridad. Esto es una gran demostración de que existen muchas formas de marcar la diferencia.

La clave está, sin duda, en la participación ciudadana como factor de cambio.

Esto significa no sólo actuar en situaciones de emergencia, sino que cada que tengamos oportunidad de hacer algo en beneficio de los demás nos pongamos en movimiento: limpiando nuestras banquetas, no tirando basura en las calles o respetando nuestro reglamento de tránsito.

No podemos quejarnos de nuestros gobiernos y las acciones que consideramos son incorrectas, si nosotros no actuamos con congruencia.

Reafirmó que los hechos de este fin de semana son el gran reflejo de que las cosas que se pueden lograr con la participación activa de todos.

Así como nos organizamos esta vez, hagámoslo con mayor frecuencia trabando juntos en acciones que beneficien a nuestra comunidad.

No esperemos las tragedias para unirnos.