Por una Reforma que fortalezca al Poder Judicial de la Federación

El Poder Judicial de la Federación es mucho más que un contrapeso institucional del sistema político mexicano. Además de equilibrar el ejercicio del poder público, por décadas ha sido el último gran dique para frenar acciones que puedan atentar contra el Estado de Derecho.

Desde hace al menos veinticinco años, el Poder Judicial de la Federación se ha mantenido firme en la defensa de la Constitución y la legalidad, sirviendo de esa forma al País.

Cuando los otros Poderes de la Unión o bien autoridades de otros órdenes de gobierno han excedido en el ejercicio de sus tareas públicas, ahí han estado los jueces, magistrados y ministros para defender los derechos humanos, la constitucionalidad y la legalidad.

No debe perderse de vista, que la principal función Constitucional de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sido la de evaluar, controlar y juzgar los actos del Poder Ejecutivo y Legislativo. Por ello, es indispensable mantener su independencia de dichos poderes.

Hoy la justicia es lenta y costosa. Por ello, hace falta un impulso que permita actualizar las instituciones y los mecanismos que sostienen al Poder Judicial de la Federación. Sin perder independencia y autonomía, se debe renovar el ámbito judicial, para que el acceso a la justicia y la aplicación de la Ley tenga nuevos alcances y garantice protección a más mexicanos.

La experiencia ha demostrado que, sin lugar a dudas, la Suprema Corte juega un papel fundamental en la vida de México.

En Coparmex reconocemos que es momento de llevar a cabo una transformación del Poder Judicial de la Federación y por ello celebramos la iniciativa del Senador Ricardo Monreal del Grupo Parlamentario de Morena, para iniciar una gran discusión en la materia, donde se analicen todas estas posturas y se escuchen las voces de los tres Poderes de la Unión, pero también de los sectores relevantes, como la abogacía, la academia y la sociedad civil.

Apostamos a favor de la reforma al Poder Judicial de la Federación, siempre y cuando ésta permita hacer frente a los añejos –pero actuales– desafíos que tiene esta esfera del quehacer público, sin comprometer la división y el equilibrio de poderes.

Por ello, vamos a pugnar por una transformación judicial profunda, que atienda sus principales desafíos y que evite, a toda costa, sus riesgos. Los mexicanos tenemos de frente la gran oportunidad de redefinir al Poder Judicial y, con ello, transformar verdaderamente a México para los siguientes años y décadas.

La modernización del Poder Judicial de la Federación permitirá renovar al sistema de justicia, hoy en día quebrado, llevando la protección de la Ley a más sectores de la población.

Hoy existe la coyuntura y las condiciones idóneas para reformar al Poder Judicial, sobre todo, ante las alarmantes cifras de violencia y delincuencia que han crecido en los últimos lustros. Ése es el mejor indicador para transformar lo que hoy no funciona, manteniendo las capacidades y las estructuras que sí sirven.

En Coparmex hacemos un llamado a los Poderes de la Unión y a los sectores de la sociedad que quieran participar en este trascendental ejercicio de reflexión profunda.

Como organismo de representación empresarial, estamos listos para sumarnos a este gran diálogo nacional que nos permita hacer realidad una Reforma de Estado en materia de justicia.

En nuestras manos está, hacer de México un país más justo, más incluyente y más próspero.