Ni Gobernador, ni Presidente: Gustavo de Hoyos

Ni gobernador, ni Presidente “no me dejo ir con el canto de las sirenas” dijo GUSTAVO DE HOYOS WALTER: la verdad estoy totalmente concentrado en mi responsabilidad empresarial, no dejo que nada me distraiga, dijo a AFN, en respuesta a partidos políticos y “destapes”.

En la toma de compromiso de ROBERTO ROSAS JIMÉNEZ, como líder local, el dirigente nacional, emitió un fuerte y significativo discurso, donde brindó la solidaridad de Coparmex a sus líderes en BC por oponerse a nuevos impuestos y políticas equivocadas,

“Los gobernantes llegan y se van, Coparmex permanece”, ya antes ha sorteado momentos difíciles y ha sobrevivido.

DE CANDIDATURAS: NADA QUE SE HAYA DICHO TIENE SUSTENTO, NI FUNDAMENTO

Alto, elegante, sencillo, GUSTAVO DE HOYOS llegó al salón de eventos del Hotel Quartz, lugar del evento, acompañado de su pareja ADELA NAVARRO BELLO, codirectora de Zeta, y en breve entrevista sobre una posible candidatura, dijo:

Seguiré en el sector privado, esa es mi decisión, esa es mi vocación, no estoy trabajando en ningún proyecto político de ningún nivel, solamente en la representación empresarial. Me queda un año en Coparmex y después seguiré luchando desde donde me encuentre.

“Lo digo clara y categóricamente, totalmente conceptuado en el sector empresarial, y todo lo demás que se ha dicho no tiene sustento, ni ningún fundamento”.

Ya en el pasado me han invitados en múltiples ocasiones para muchas cosas y la verdad y lo que me ha jalado bien es seguir concentrado que es lo mío, es lo empresarial.

¿No hay marcha atrás en esa decisión? preguntaron.

“Es una decisión de vida y en eso estoy concentrado”.

CRECIMIENTO, DEMOCRACIA, SEGURIDAD Y CONCORDIA, PRIORIDADES

El abogado mexicalense, mencionó CUATRO prioridades que requiere con urgencia México. 1.- Crecer es un imperativo, no decrecer; se requiere generar 1 millón de empleos al año; 2.- Llamó a preservar la democracia y defendió al INE embestido por el gobierno.

3.- Reclama un giro de 180 grados en seguridad y que quien ejerce la jefatura suprema de las fuerzas armadas no prevalezca la cobardía política; y 4.-Llamó a recuperar la concordia, pues evocar momentos históricos con distinción de que si conservadores y que si liberales es perversa.

Del extenso discurso, estos son los puntos medulares que abordó el líder nacional de Coparmex:

DE HOYOS relató a los muchos asistentes, de un “duelo” o “panel” que tuvo el lunes con ALFONSO ROMO, secretario del Presidente, donde contrastaron visiones, sobre varios desafíos que él compartió a los empresarios. 

El primero, sin duda es impulsar el crecimiento más allá del dicho del gobierno federal sobre que el crecimiento no importa más allá que se utilice el sofisma del desarrollo o el bienestar para desdeñar la importancia del crecimiento.

CRECIMIENTO NO ES OPCIONAL, ES UN IMPERATIVO: DE HOYOS

Nosotros sabemos bien que el crecer no es opcional, es un imperativo de cualquier sociedad y particularmente es un imperativo para nuestro país. Desde hace una década México no había dejado de crecer, ciertamente a tasas modestas del 2% promedio, pero al final de cuentas habíamos crecido.

Cierto en 2009 tuvimos un tropiezo por la crisis internacional, pero en 2019 no hemos crecido, sino hemos tenido un decrecimiento. 

La gran diferencia es que hoy este decrecimiento no puede atribuirse a causas externas. Estados Unidos creció en forma vigorosa, pero en México hubo una secuela de decisiones infortunadas que trastocaron la confianza con ello inhibieron la inversión.

Crecer no es opcional, porque una de sus manifestaciones es la creación de empleos y este país requiere cuando menos un nivel de empleos formales para que las nuevas generaciones encuentren un espacio de trabajo.

Ninguna política social que reparte transitoriamente recursos a la juventud, puede suplir, ni en eficacia económica, ni mucho menos en términos de la dignidad de la persona, lo que representa un trabajo digno que encuentra un joven que sale de su formación técnica o de su formación profesional.

Tenemos que crecer, porque no crecer, implica le guste o no le guste a quien sea, un deterioro en el bienestar de la población.
 
HOY SOPLAN VIENTOS QUE PONEN EN RIESGO LA VIDA DEMOCRÁTICA

En segundo término, una prioridad de nuestro país es preservar la democracia. Parecía algo ya logrado algo fuera de discusión, pero ciertamente hoy soplan vientos que ponen en riesgo la tranquilidad de la vida democrática, cuando en este país con esfuerzo colectivo de las izquierdas, de los centros, de las derechas se construyó a lo largo de las últimas cuatro décadas.

A veces con claros avances, a veces con retrocesos, pero al final de cuentas pasamos de un régimen que algunos calificaron como una dictadura perfecta a una verdadera democracia electoral.

Hoy hay acciones evidentes en lo legislativo, pero también en el ámbito ejecutivo, que pretende vulnerar las instituciones fundamentales de democracia y desde luego por excelencia a la joya de la democracia que es el Instituto Nacional Electoral.

En la Coparmex hemos señalando  la importancia de preservar las capacidades, el profesionalismo y la imparcialidad del árbitro electoral, porque de poco sirve tener buenos candidatos, de poco sirve tener partidos competitivos, si los ciudadanos no pueden tener la certidumbre como hasta hoy la tenemos, de que será su voluntad la que definirá la integración de los próximos gobiernos.

La posible alternancia es justamente el mejor incentivo, el mejor control, el mejor contrapeso, para que se ejerza correctamente el buen punto. Por ello porque a todos nos compete tener buenos gobiernos es que tenemos que mantener al árbitro electoral para que siga cumpliendo eficazmente con su misión.

FUERTE CRÍTICA AL ACOBARDAMIENTO DEL ALTO MANDO EN EL CASO CULIACÁN

Una tercera prioridad, desde luego, es preservar a la seguridad, aquí empiezo reconociendo y me parece que es un reconocimiento que será a nombre de todos el gran trabajo que a lo largo ya de muchos años han desarrollado aquí en Tijuana, en BC y todo el país nuestras fuerzas armadas.

DE HOYOS dijo que la Coparmex, apoyó las dos propuestas estratégicas de AMLO, la conformación de la Secretaría de Seguridad Pública y la Guardia Nacional. 

No obstante es evidente que en lo táctico se han cometido graves gravísimos errores en lo cotidiano y en momentos bien relevantes que tienen tal vez como expresión más clara el acobardamiento del alto mando en el evento de Culiacán.

Si tenemos hoy a las instituciones, si tenemos hoy la valentía que nos integran las fuerzas armadas y ahora la guardia nacional. Y si tenemos en ellas los elementos de carrera formados en el servicio al país de manera institucional lo que necesitamos:

Es que el alto mando en el jefe de las instituciones del país y particularmente quien ejerce la jefatura suprema de las fuerzas armadas no permanezca la cobardía, la cobardía política que implica no asumir el costo de encabezar estas instituciones dignas, asumiendo decisiones cuando se tiene que tomar el monopolio de la fuerza que tiene el Estado.

Así es que aquí se requiere, no hay duda, un cambio de 180 grados en cómo se dirige tácticamente las fuerzas de seguridad, porque no podemos permitirnos como país, que el 2020 rompa otra vez el récord de homicidios que vimos crecer el 2019.

Ni superar el de por si agravioso 2018. Esa tarea tiene que ser inmediata, tiene que tocar todos los grupos sociales y desde luego tiene que tener un especial énfasis en erradicar la violencia de género y la violencia en contra de los jóvenes.

ES HORA DE RECUPERAR LA CONCORDIA; YA PASÓ LA JORNADA ELECTORAL 
 
Finalmente, señaló DE HOYOS, ya después de más de un año de gobierno, después de que debería haber quedado bien transcurrida la emoción de la jornada electoral, es tiempo de recuperar la concordia.

Quien encabeza el Estado mexicano concentra en sí, no solamente la calidad de Jefe de Gobierno, sino también de Jefe de Estado. En México no tenemos una autoridad superior como la tienen en Europa, las monarquías o en algunos regímenes constitucionales que distinguen de quien encabeza el gobierno, de quien encabeza el Estado. Aquí el presidente reúne estas cualidades por eso es que además que ejercer el gobierno tiene el cargo la representación de todos, del Estado mexicano, tienen que ser en cualquier caso un factor de unidad.

Y por eso es que 2020 se tiene que recuperar la concordia entre los mexicanos. Hoy la única distinción que se le puede permitir a quien encabeza estas instituciones, es la distinción entre quienes estamos dentro y quienes están fuera.

Cualquier otra distinción que trate de evocar momentos históricos, que si conservadores, que si liberales es perversa, porque a final de cuentas le abona a la falta de concordia y falta de unidad.

Así que, mis amigos, teniendo claridad que enfrentamos momentos de gran desafío donde tenemos que abonarle desde luego al crecimiento, tenemos que abonarle a preservar la democracia.

Donde tenemos que ser factores para que las autoridades nos brinden seguridad y desde luego nos demos una gran responsabilidad para que se restablezca la concordia.

Siempre ha sido una vocación de la COPARMEX, más en momentos como los actuales, donde claramente se está definiendo el futuro no solamente inmediato sino el largo plazo del país y el Estado, es que la participación no es opcional.

Hoy a nadie se puede mantener pasivo, indiferente, porque lo bueno y lo malo le ocurra a nuestro país y al estado, será en favor o perjuicio de todos nosotros y finalmente de las siguientes generaciones.

Fuente: AFN