Protegamos los empleos

Hace unos días, el presidente de la República, Andés Manuel López Obrador, mencionó que los empleos que se han perdido, han sido voluntad de las empresas, esto sin tomar en cuenta los efectos negativos que el COVID-19 ha tenido en la economía.

Nosotros en Coparmex, hicimos un llamado al Gobierno Federal para colaborar con medidas que impulsen la protección del empleo y no sólo a señalar de manera irresponsable, sino actuando en ruta de la polarización social.

De hecho la OIT hizo un llamado a gobiernos a actuar con rapidez y  coordinación para evitar un colapso en materia laboral a partir de cuatro pilares como: Apoyar a las Empresas, al Empleo y los ingresos. A partir de este panorama, se vuelve aún más oportuno el Acuerdo Tripartita y trabajar esquemas como el Salario Solidario entre el Gobierno Federal, los trabajadores y el sector empresarial para evitar despidos y cierres de empresas, ante la falta de liquidez para pagar la nómina y otros gastos.

Hace unos días, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, anunció que en el periodo del 13 de marzo al 6 de abril se han perdido 346 mil 878 empleos formales, es decir, todo lo generado en 2019.

Los datos de trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, actualizados hasta febrero del 2020, demostraban una lenta generación de empleo de 192 mil 094 (acumulados en el primer bimestre), lo que representa una pérdida del 80 por ciento de puestos de trabajo, más de lo que se había generado hasta febrero.

Por ello, hemos hecho un llamado a que el Gobierno Federal, implemente las siguientes medidas y acciones para preservar el empleo:

1. Acelerar los procesos de devolución del Impuesto al Valor Agregado, en un plazo no mayor a 20 días y restaurar la compensación universal, al menos para el 2020.

2. Diferir las Contribuciones Obrero-Patronal.

3. Ajustar de pagos provisionales mensuales con base en los ingresos nominales de 2020 y el coeficiente de utilidad de 2019.

4. Diferir pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta.

5. Deducción al 100% de prestaciones laborales.

6. Diferimiento temporal de pago de servicios proporcionados por el Estado (agua y electricidad).

El peor resultado de una crisis es el desempleo, lo que se traduce en menores ingresos para las familias mexicanas y un indeseable aumento en los niveles de pobreza.

Por ello, llegó el momento de mantenernos en activo aún cuando nos estemos cuidando en casa; y de tender la mano a todas aquellas personas, familias y empresas -particularmente pequeñas y medianas- que irremediablemente sentirán con más fuerza el impacto de la crisis sanitaria en los próximos días.

Es cierto que tenemos un gran reto por delante, mismo que implicará resistencia, esfuerzo y trabajo en equipo, pero en Coparmex no tenemos duda de que saldremos adelante, como ya lo hemos hecho antes en retos pasados. Porque México es grande. Porque nuestro país cuenta con todos nosotros y juntos somos más fuertes.

En Coparmex tenemos la convicción de contribuir para que a México le vaya bien, porque contamos con un Compromiso Social, permanente con nuestros colaboradores, con los mexicanos y con México.

En estos tiempos de grandes retos, estamos contigo, y juntos saldremos adelante.