Iniciativa de pensiones del Ejecutivo pretende controlar precio de comisiones que cobran Afores y se aleja de lo pactado con la IP en beneficio de los trabajadores: COPARMEX

En la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) recibimos con extrañeza y amplia preocupación la iniciativa de reforma pensionaria que el presidente Andrés Manuel López Obrador entregó hoy a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en la que se incluye un apartado que plantea un control de precios en las Administradoras de los Fondos de Ahorro para el Retiro (AFORES).

“La Reforma Pensionaria propuesta a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión por el Presidente López Obrador, se aparta de lo negociado con el sector privado, ya que se pretende instituir el control de precios en los servicios financieros violando el  TMEC. Lo que es absurdo, ya las comisiones son determinables por otros países”, alertó esta noche, en su cuenta de la red social Twitter, Gustavo de Hoyos Walther, Presidente Nacional de la COPARMEX. 

Si bien celebramos que la iniciativa mantenga elementos cruciales como son la reducción de las semanas de cotización y el aumento en la tasa de aportaciones -que será absorbido completamente por los empleadores-, nos pronunciamos en desacuerdo de los cambios hechos en el último momento en la iniciativa presentada.

El Ejecutivo Federal propone que las comisiones que cobran las AFORES estén sujetas a un monto máximo promediando aritméticamente las comisiones aplicables en Estados Unidos, Colombia y Chile, las cuales en forma conjunta promedian 0.54%. Dicha medida pondría en riesgo la viabilidad de las Administradores de Fondo para el Retiro, que representan el segundo participante más importante del sector financiero mexicano. Asimismo, esta medida va en contra de las reglas establecidas en el recién firmado TMEC. 

Es un hecho que las comisiones deben bajar, en eso no hay desacuerdo. Sin embargo, es importante recordar que la propuesta consensuada ya incluía un compromiso de reducción gradual en las mismas. En sentido contrario, la iniciativa del Poder Ejecutivo Federal genera incertidumbre jurídica, al establecer un tope máximo. Históricamente, el control de precios distorsiona la libre competencia, perjudicando directamente a los consumidores, que en este caso son los trabajadores de México. 

Por primera vez, el Sector Privado, los Trabajadores y el Gobierno teníamos un cosenso para mejorar el sistema pensionario, con una propuesta centrada y pensada en el trabajador, por lo que exhortamos al Congreso de la Unión a tener una discusión técnica, y no política, en la que los legisladores revisen muy bien que no se vulnere la Constitución, ni nuestro sistema de libre competencia, lo que podría generar barreras o provocar vacíos legales.

En la COPARMEX celebramos la presentación de la iniciativa, pero estamos convencidos en que debemos avanzar hacia una reforma pensionaria integral que asegure el futuro de los trabajadores de México, los acompañe en su vejez y les garantice el acceso a un retiro digno. En esto no se vale romper ningún acuerdo establecido con antelación y de buena fe.