La visita de José ‘Pepe’ Mujica a Tijuana

El pasado 13 de octubre tuvimos la oportunidad, algunos empresarios y autoridades del Estado, de escuchar la conferencia del ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica.

Su visita a esta ciudad se llevó a cabo en un momento en el que tanto nuestra política y economía, atraviesan por un sendero incierto. Los casos de corrupción están a la orden del día en varios estados de nuestro país, provocando la desconfianza de los gobernados frente a sus gobernantes.

El escuchar la experiencia de un personaje que marcó un paradigma por su forma austera de gobernar, nos hace cuestionar el rumbo que ha tomado la política de nuestro país durante los últimos años.

El hecho de que nuestra sociedad haya dejado de confiar en los políticos de nuestro país es un claro ejemplo del hartazgo generado por la débil representación de algunos gobernantes que se han enfocado más en sus intereses personales que en los del pueblo que lo eligió.

Es momento de renovar nuestra política: Como mencionaba “Pepe” Mujica: Construyamos una política donde quien ingrese no tenga como prioridad el incrementar sus recursos y que esté consciente del honor que significa ser nuestro representante, a tal grado que estén dispuestos a pagar por tener ese puesto.

Busquemos una política en la que contar con una educación de calidad sea la vertiente principal del plan de gobierno, en donde los valores y la prevención del delito sean temas importantes dentro de los planes de estudio.

Construyamos una política en donde nuestros representantes sean líderes capaces de organizar a toda la sociedad para trabajar por el desarrollo de nuestra región, que destinen los recursos a los rubros más necesitados y disminuyan el gasto corriente. Queremos políticos que demuestren con acciones los logros realizados durante su gestión y que no sólo se promuevan a través de discursos presentados a través de comerciales pagados.

Trabajemos por una política en donde la inseguridad sea un problema tratado con seriedad, en donde exista una coordinación de los tres niveles de gobierno y contemos con una policía profesional y capacitada, que esté cerca de las personas y de sus comunidades, que proporcione seguridad y tranquilidad combatiendo a la delincuencia de manera eficaz.

Espero que las autoridades no hayan visto la visita de José “Pepe” Mujica como una oportunidad para sacarse la fotografía y subirla a sus redes sociales, sino que realmente implementen y tomen lo que consideren adecuado del discurso del Senador uruguayo y lo apliquen a nuestra región.

Necesitamos menos políticos que pasen a la historia por malos manejos de nuestros recursos o por los altos niveles de inseguridad vividos durante su gestión. Lo que hace falta son más líderes con el como “Pepe” Mujica.

Utilicemos el aprendizaje que nos dejó este personaje y luchemos por enfocarlo para el bien de nuestro Estado. Levantemos la mano y trabajemos juntos por la Baja California que queremos dejar a las futuras generaciones.

Ahora el reto:
¿Cuántos de los políticos bajacalifornianos que escucharon y se tomaron la foto con “Pepe” Mujica están dispuestos a seguir su ejemplo de humildad, compromiso y honradez?