México tras las elecciones en EUA

La campaña que terminó el pasado 8 de noviembre en los Estados Unidos, se caracterizó por ataques sin precedentes no sólo entre los candidatos, sino también en otros temas, particularmente en lo que refiere al tema migratorio y a la relación comercial entre nuestro país vecino y México.

Sin embargo, la campaña ya terminó y mucho de lo expresado forma parte de las estrategias electorales de los equipos de campaña, particularmente en una tan intensa como ésta.

Como la historia ha demostrado, y ahora se confirma con el discurso moderado y conciliatorio del candidato ganador, una vez terminadas las campañas se vuelva a echar a andar la agenda bilateral.

Más allá de líderes políticos, México y Estados Unidos mantienen una relación de interdependencia bilateral como vecinos y como socios, que nos genera retos de competitividad compartida. Algunos sectores son sensibles y vulnerables a cualquier modificación de nuestros acuerdos comerciales, en particular el TLCAN.

Ante el escenario y la nueva coyuntura internacional, dados los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, es indispensable fortalecernos internamente.

El Sector Patronal considera positivo que el Banco de México y la Secretaría de Hacienda estén atentos a la evolución de los indicadores financieros para tomar oportunamente las medidas monetarias y fiscales que sean necesarias para hacer frente a la inestabilidad esperada.

Hacemos un llamado a trabajar conjuntamente con los tres órdenes de gobierno en una profunda e intensa agenda interna de apoyo al crecimiento económico, la inversión y la generación de empleo.

Estaremos atentos a la política exterior que el Gobierno Mexicano implementará frente a las políticas que se instrumenten en los Estados Unidos.

Es por eso que lo más importante es dedicarnos a hacer la tarea, lo que nos corresponde. Debemos trabajar, luchar contra la corrupción, fortalecer el mercado interno, asegurar la implementación de las reformas estructurales.

Al Congreso de la Unión respetuosamente lo convocamos a retomar el análisis de una Reforma Hacendaria de fondo que contemple incentivos fiscales y financieros a la actividad productiva, que generen un clima propicio para la inversión y el mantenimiento de la planta productiva.

Será imprescindible redoblar los esfuerzos de trabajo en conjunto para encarar la nueva etapa de la relación bilateral que se inaugurará a partir de la entrada en funciones de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos el próximo mes de enero, con el objetivo de seguir profundizando en la cooperación, la competitividad e integración de la región.

El Sector Patronal participará en la séptima sesión del US- Mexico CEO Dialogue, un espacio de debate y reflexión entre empresarios mexicanos y estadounidenses que genera recomendaciones de política pública para fortalecer el comercio bilateral y la competitividad regional.

Los empresarios de México y de los Estados Unidos seguiremos trabajando, ahora más que nunca, en una agenda conjunta que permita fortalecer nuestra relación comercial en beneficio de todos.