Calidad de la educación: clave para una sociedad más justa y pacífica

Una de las tareas fundamentales del Estado, a través de su Secretaría de Educación y Bienestar Social, es cumplir su mandato constitucional de llevar educación para todos, especialmente a los niños y niñas de Baja California en los niveles básicos y a los adolescentes en media superior.

Por esa razón, citaré algunos elementos que la COPASE enuncia como situaciones problemáticas en materia educativa para nuestro estado y que es urgente resolver:

La calidad de la educación básica en Baja California, está reprobada y sufre una profunda falla estructural: con un presupuesto anual que en los últimos años ha sobrepasado los $18 mil millones de pesos, es el estado que más invierte del país a este sector y, sin embargo, no obtiene resultados positivos.

Pero, ¿cómo se encuentra el nivel de aprendizaje de los alumnos?

El 74.8 % de los alumnos evaluados que terminaron su bachillerato no cuenta con los conocimientos mínimos en matemáticas para estudiar en niveles superiores y el 52 % de los mismos no cuenta con los mínimos conocimientos en lenguaje y comunicación.

El 37.4% de los jóvenes de 15 a 17 años abandonaron la escuela. Solo 7 % de los alumnos en el primer año de bachillerato alcanzaron el nivel establecido del idioma inglés y 57% no entienden nada del idioma. Más de la mitad de los maestros del idioma resultaron en un nivel inferior a lo que se espera de sus alumnos.

Mexicanos Primero (IDEI 2013) nos ubica en el lugar 28 en primarias y 20 en secundarias en relación al resto de las 32 entidades federativas.

La Prueba PISA (2012- OCDE) revela que nuestros alumnos pierden terreno frente a otras entidades al ubicarse en el lugar 15 en matemáticas, 16 comprensión lectora y en matemáticas de 29 entidades evaluadas y en el concierto internacional, ocupa el último lugar de los países asociados.

El 55.1 % de los estudiantes de 15 años con bajo rendimiento (insuficiente) de matemáticas.

El 47 % de los aspirantes a ocupar una plaza en BC fue calificado como NO IDONEOS (reprobados).

El 94 % del presupuesto en el ramo se destina al pago de la nómina y no hay recursos suficientes para atender el rezago histórico en relación a la infraestructura y equipamiento, evaluación, capacitación y se estima una deuda por pagar de $ 2,500 MDP para jubilar a 2,400 trabajadores que ya cumplieron desde hace años todos los requisitos.

¿Pero cómo solucionarlo?

Investigadores y las mejores prácticas sugieren y avalan un Plan con visión 2020 que impulsa COPASE en base a CINCO PRIORIDADES ESTRATEGICAS (aprobadas y suscritas por el Gobernador) de alto impacto y efectivas que, de implementarse en forma simultánea, integral y con paso acelerado podemos convertir el SEE en el mejor del país:

1. Formación inicial y actualización docente.
2. Acceso a las tecnologías y comunicación.
3. Consolidar una genuina participación social en el quehacer educativo.
4. Evaluación externa del SEE por un órgano técnico e independiente.
5. Ampliar el horario de clases de los alumnos.

Nuestro futuro está en riesgo, debemos priorizar el tema de la calidad educativa en la agenda de nuestro Gobernador, en el sector empresarial y social. No podemos perder más tiempo, no podemos quedarnos estancados en la mediocridad educativa y en el subdesarrollo.