Más licitaciones y más transparencia

En los últimos años se ha vuelto cotidiano en nuestro país, conocer de casos de obras públicas con severas deficiencias o bienes y servicios de baja calidad.

Por una razón natural, esto suele generar serias dudas sobre cómo se adjudicaron los contratos, cómo se desarrolló el proceso y si las especificaciones técnicas fueron adecuadas para garantizar la calidad de las obras o la idoneidad de los bienes adquiridos.

Un ejemplo ha sido la controversia generada durante los últimos meses sobre las licitaciones realizadas por el Ayuntamiento de Tijuana para atender el problema de la falta de luminarias, el deficiente servicio de recolección de basura y la necesidad de contar con más patrullas.

Nosotros en Coparmex queremos reconocer la voluntad de nuestro presidente municipal para presentarnos el proyecto del arrendamiento de luminarias y parte del contrato del arrendamiento de camiones de basura (y del cual aún queda información pendiente por revisar). Sin embargo, vemos con preocupación que no existe, al menos en lo que hasta ahora se nos ha presentado, un proyecto ejecutivo para la realización de estas acciones.

Antes de emprender cualquier actividad empresarial, por ejemplo construir un edificio, la autoridad requiere la existencia de un proyecto ejecutivo para poder dar inicio con los trámites de permisos de construcción.

Es importante recordar que la contratación pública es particularmente vulnerable a la corrupción, debido a la compleja normatividad, la discrecionalidad, la falta de transparencia y el volumen e importe de las transacciones.

La OCDE lo explica así en su estudio “Revisión de la Integridad en México. Tomando una postura más fuerte con la corrupción”, en el que destaca que nuestro país destina poco más del 21% del gasto gubernamental a contrataciones públicas.

Por ello, a nivel nacional, en Coparmex estamos demandando a todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso tomar en cuenta las propuestas de las organizaciones sociales y consensuar una iniciativa para crear el nuevo marco legal en materia de adquisiciones, arrendamientos y servicios al sector público que considere los siguientes aspectos básicos:

1.- Realizar todo el ciclo de contrataciones de bienes y servicios de los tres órdenes de gobierno, mediante plataformas electrónicas, que brinden transparencia y competencia efectiva en los procesos de licitación y contratación.

2.- Asegurar que la plataforma de compras electrónicas esté interconectada con la Secretaría de Hacienda, y sus herramientas de seguimiento y fiscalización del gasto público, mediante denominaciones estandarizadas para la clasificación de todos los rubros presupuestales.

3.- Establecer mecanismos para la denuncia electrónica por irregularidades cometidas dentro del procedimiento de contratación, notificando la inhabilitación de empresas que hayan incurrido en infracciones graves, para asegurar su descalificación en otros procesos.

Por supuesto, es importante fortalecer la cultura de la legalidad, aumentando las acciones preventivas y desde luego, de ser necesario sancionar ejemplarmente a quien viole la ley.

Con estas propuestas que estamos señalando a nivel nacional, esperamos se vean reflejadas en las acciones que se realizan en el municipio y evitar controversias como la actual sobre el arrendamiento de luminarias, en la que esperamos que la Comisión de Transparencia realmente tenga un impacto en este asunto.

Nosotros en Coparmex refrendamos nuestro compromiso para construir las instituciones que combatan la corrupción y la impunidad y que impulse la integridad en el proceder de todas las empresas y del gobierno.