La remoción del titular de la Fepade

En la lucha contra la corrupción y la impunidad, durante meses los ciudadanos hicimos oír nuestra voz de manera clara y contundente con la exigencia de contar con un Sistema Nacional Anticorrupción completo.

Asumimos una participación decisiva en el andamiaje institucional del combate a la corrupción porque fuimos decididos a construir un verdadero Estado de Derecho como base fundamental para el desarrollo nacional.

Sobre este tema, hace poco más de una semana nos enteramos de la remoción del Fiscal Especializado en Atención a Delitos Electorales, el doctor Santiago Nieto Castillo, acción que para la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) fue un atentado al Estado de Derecho, la justicia y la democracia en México.

Por tal motivo, a nivel nacional hicimos un llamado al Senado para que en su facultad, diera marcha atrás a la decisión unilateral tomada por el encargado del despacho de la Procuraduría General de la República y restableciera las condiciones de legalidad y certeza jurídica en la Fepade. Esta acción habría brindado seguridad a los mexicanos del compromiso del Poder Legislativo en el combate a la corrupción y la preservación de la democracia alcanzada en nuestro País.

Nosotros consideramos que la remoción del doctor Santiago Nieto es un signo de grave regresión que atenta contra el Estado de Derecho en México, particularmente en estos momentos en que la exigencia ciudadana de contar con una Fiscalía General de la República que sirva y un Fiscal Anticorrupción, son demandas que han sido ignoradas tanto por el Ejecutivo nacional como por el Poder Legislativo.

El ver que se aplican sanciones a servidores públicos que han demostrado profesionalismo, ética y compromiso de la lucha contra la corrupción, encabezando investigaciones para transparentar el uso de los recursos y las prácticas en las campañas electorales, en el año previo a la elección presidencial, es muestra de un Gobierno insensible a la urgencia de democracia, justicia social y equidad, que impera en la sociedad mexicana.

Nosotros en Coparmex reprobamos que un área tan sensible como la que investiga los delitos electorales sea rehén de intenciones políticas.

Si bien el ex titular de la Fepade, Santiago Nieto, envió el pasado viernes una carta a la presidencia de la mesa directiva del Senado para retirar el proceso de objeción para que se analice si procede o no su remoción del cargo, tenemos que seguir exigiendo a nuestros legisladores que representen verdaderamente el interés ciudadano y nos brinden seguridad ante el combate a la corrupción.

Este es el momento para que en nuestro País, los poderes que integran el Estado mexicano nos demuestren su autonomía y compromiso con la justicia y la democracia evitando que sigan ocurriendo este tipo de situaciones que ponen en duda si nuestras autoridades realmente trabajan para y por México y no por intereses personales.