La deuda de Baja California

Hablar de la inseguridad y la violencia que se vive actualmente en nuestra región, se está volviendo el pan de cada día; a tal grado, que olvidamos o hacemos a un lado el resto de los problemas que existen en Baja California.

Uno de los temas que más nos preocupa a los empresarios de Coparmex, es el crecimiento de la Deuda Pública en el Estado.

Para darnos una idea: En 2013 el total de la Deuda más pasivos era de 12,623.73 millones de pesos; pero para el final del 2017, la deuda ya había alcanzo un total de 22,608.34 millones de pesos. Esto representa un crecimiento aproximado del 79%.

De acuerdo a las últimas cifras presentadas por Data Coparmex, la deuda pública por cada uno de los baja californianos es de 4,461.20 pesos. ¡Imagine usted!

Es preocupante ver cómo durante los últimos años el incremento ha sido muy acelerado, por lo que es momento también de exigir a nuestras autoridades para que hagan un mayor esfuerzo para ajustar el gasto corriente, a través de medidas que permitan mayor inversión pública y menor gasto corriente en el próximo Presupuesto de Egresos; frenando así el crecimiento del mismo.

Lo que hace falta es una verdadera voluntad política para ser responsables del manejo sustentable de sus finanzas públicas. Que se comprometa el Gobierno del Estado a disminuir el gasto destinado a áreas como imagen pública y comunicación. No queremos que nos sigan diciendo a través de costosas campañas que están haciendo bien las cosas, lo que queremos es verlo con nuestros propios ojos.

Un gobierno que está haciendo bien su trabajo, no necesita contarlo. Nosotros los ciudadanos nos damos cuenta cuando se hacen o no las cosas bien.

Por ello es que quiero invitar al señor Gobernador para que el próximo Presupuesto de Egresos, se elabore de manera austera, enfocándose en brindar recursos a los programas que tienen mayores resultados o aquellos que no reciben lo suficiente y que son primordiales para la mejora de nuestra región, como la prevención del delito.

Es necesario trabajar para reactivar la economía de nuestra región; por lo que es vital que exista un compromiso por parte de las autoridades para facilitar el pago a proveedores, dando así prioridad a proyectos multiplicadores del crecimiento económico.

Además, es necesario generar un mayor compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas.

Las autoridades son los responsables del manejo del dinero de cada uno de los bajacalifornianos, y por eso , podemos exigir que nos muestren resultados.

Confío en que nuestras autoridades harán lo correspondiente para darle una solución al tema de la deuda.