En Baja California, la COPARMEX busca frenar la “Ley Gandalla” y los cobros ilegales de agua

  • La COPARMEX Nacional impulsa el diálogo con los líderes de cada uno de los 65 Centros Empresariales, reflexionando juntos temas de gran trascendencia para el país y sus respectivas regiones.

La Confederación Patronal de la República Mexicana continuó en Baja California la gira de prensa nacional ‘COPARMEX en tu Estado’, cuyo objetivo es dar a conocer las propuestas para la reactivación de la economía, además de dialogar respecto a las temáticas relevantes planteadas por los 65 Centros Empresariales.

Además de Gustavo de Hoyos Walther y José Medina Mora-Icaza, presidente y secretario general de la COPARMEX Nacional, respectivamente, en el presidium virtual estuvieron presentes Armando León Ptanick, presidente de la Federación de Baja California; Ernesto Elorduy Blackaller, presidente del CE Mexicali; Roberto Rosas Jiménez, presidente del CE Tijuana; Martín Muñoz Barba, presidente del CE Ensenada; y, Erick Merino Payán, presidente de la Delegación San Luis Río Colorado.

En la rueda de prensa se destacó que en BC, representantes de diversas agrupaciones sociales y empresariales, entre ellas la COPARMEX, entregaron ante el Instituto Estatal Electoral, más de 60 mil firmas ciudadanas, que permitirán por primera vez en la historia del país, que una ley denominada por la propia comunidad como “Ley Gandalla”, sea sometida a un proceso de referéndum para su cancelación. Con ello se marca un antes y después para que a través de este tipo de acciones de la sociedad, se marque la pauta de lo que debe ser la agenda política y se responda a las verdaderas necesidades ciudadanas.

Por otra parte, se denunció que desde junio, las Comisiones Estatales de Servicios Públicos en la entidad, han emprendido de manera ilegal una campaña de cobros contra empresas de distintos giros, argumentando actos de corrupción en el consumo de agua potable y el uso de la red de drenaje sanitario. En la COPARMEX exigimos que toda denuncia proceda con transparencia y legalidad, siempre respetando el Estado de Derecho.

En otro tema, se recordó que semanas atrás, el gobernador Jaime Bonilla Valdez presentó una iniciativa ante el Poder Legislativo para proponer la creación de un SAT estatal, justificando su creación para tener certeza de los impuestos que pagan los ciudadanos, y a su vez, disponer de dicho recurso para destinarlo a las necesidades de la región. Sin embargo, en BC se percibe que dicho órgano podría ser utilizado como instrumento de persecución política en contra de empresarios incómodos, a través del terrorismo fiscal.

En su turno, De Hoyos Walther señaló que para la Confederación es una gran prioridad el que se ponga fin de una vez por todas al centralismo asfixiante que viene deteriorando la gobernanza y la situación financiera de los estados y municipios. Dijo que preocupa el deterioro de las finanzas públicas locales a consecuencia del COVID-19, ya que durante el primer semestre del 2020, las participaciones federales disminuyeron 7.4 por ciento en términos reales, con respecto al 2019.

Desde 2016, pero con mayor énfasis en la coyuntura, en la COPARMEX consideramos relevante llevar a cabo una verdadera Convención Nacional Hacendaria para fortalecer el Pacto Fiscal, ya que en 2020, el gasto federalizado disminuyó en términos reales, en 0.1%, y la inversión pública se encuentra en niveles históricamente bajos, con 2.4% del PIB (la mitad destinada a PEMEX), detalló De Hoyos Walther.

La COPARMEX observa tres rutas imprescindibles para renovar el Pacto Fiscal: 1. Descentralizar los recursos públicos (hoy el Gobierno Federal se lleva el 80%, y nos parece que se debe aumentar gradualmente hasta el 30% para las administraciones locales); 2. Renovar la distribución de recursos entre estados y municipios (premiar a los gobiernos locales que aportan más a la recaudación federal, que hacen esfuerzos por transparentar sus finanzas, y que promueven su capacidad recaudatoria); y, 3. Mejorar los mecanismos para la fiscalización de los recursos subnacionales.

Por su parte, Medina Mora Icaza señaló que están convencidos de la urgencia para alcanzar un Acuerdo Nacional que permita a México salir adelante de las crisis laboral, económica y de salud. Indicó que al hacer un análisis, de marzo a julio de este año se tuvo una pérdida de 1,117,584 empleos formales dados de alto en el IMSS, lo que nos da un balance total de 921,568 empleos perdidos en todo el año.

Para terminar con el escenario actual, insistió, la COPARMEX llamó a fortalecer el plan de Protección al Empleo, así como a implementar medidas como los #RemediosSolidarios, cuyo objetivo es proteger el ingreso de los trabajadores, incentivar la creación de nuevas fuentes laborales y recuperar las plazas de trabajo perdidas durante la emergencia sanitaria y económica, con tres herramientas: #SalarioSolidario, #SeguroSolidario; y #BonoSolidario.

Medina Mora-Icaza recordó que la COPARMEX convocó a una conferencia nacional para la reactivación económica de donde se rescataron 3 propuestas que pudieran ser implementadas de manera fácil e inmediata: 1. Desarrollar un programa de depreciación acelerada para promover la inversión del sector privado; 2. Incentivar proyectos de infraestructura energética de largo plazo para promover la inversión, priorizando proyectos de energía renovable; y, 3. Implementar un Consejo Fiscal Independiente.

Por lo ya expuesto, en la COPARMEX hacemos un llamado a todos los empresarios y líderes de las diversas ramas productivas del país, para sumarse a un esfuerzo conjunto de diálogo, reflexión y cercanía, que nos permita enfrentar juntos los graves problemas por los que México atraviesa, pero también para aprovechar las grandes oportunidades que el futuro nos depara, mejorando así la calidad de vida de todos los mexicanos.